Qué come un caballo y cómo se alimenta

Los caballos, que tienen un sistema digestivo sensible y extremadamente complejo, son animales herbívoros, pero pasan la mayor parte del tiempo comiendo pasto. Los caballos que no rumian nunca vomitan. Si la dieta del caballo sigue un horario, es más fácil de digerir. Pero, ¿qué come un caballo, cómo se alimenta? ¿Qué comida les encanta a los caballos? Aquí están los detalles.

Es necesario alimentar a los caballos con al menos 5 comidas al día. Una vez que el caballo ha sido alimentado, no se debe llevar al trabajo. Se debe tener en cuenta la condición biológica antes de alimentarlo. El paso más importante en la nutrición del caballo es trabajar con un veterinario.

¿Qué lugar y cómo alimentar a un caballo?

Los caballos que contienen algunas características anatómicas únicas necesitan altos niveles de proteínas y vitaminas. Los caballos especialmente jóvenes y robustos deben alimentarse con pastos de heno fresco. Dado que no todos son iguales, se pueden observar cambios en los hábitos alimenticios. El salvado, la remolacha azucarera, el trigo, la avena, la paja picada y la cebada se utilizan para apoyar la dieta. Se prefieren los cereales para aumentar el peso. Los caballos mayores y pesados ​​deben ser alimentados con alimentos que contengan altos niveles de proteína.

Al tener un estómago pequeño acorde a su cuerpo, el caballo debe ser alimentado de forma controlada a determinados intervalos. No se debe permitir que coma justo antes o después de un ejercicio extenuante, de lo contrario se producirán cólicos. Las necesidades de sodio y cloruro se satisfacen con cubos de sal colocados dentro de los refugios. Si el caballo no puede tener acceso a pastos frescos, se le debe proporcionar heno de alta calidad.

¿Qué alimentos aman los caballos?

Los pastos purificados de malas hierbas satisfacen mejor las necesidades nutricionales. Los caballos de la familia de los herbívoros aman mucho la hierba de los prados y la alfalfa. El principal alimento utilizado en la dieta es el pasto grueso. Dado que la disponibilidad y la calidad de los forrajes pueden variar, generalmente son insuficientes. Se debe aplicar un triturado para aumentar la digestibilidad de los granos.

Toda la comida que se dé a los caballos debe ser fresca. Se deben verificar las fechas de producción en el empaque del alimento. Los que se alimentan adecuadamente tienen un sistema digestivo saludable y el ácido de su estómago está equilibrado. Al determinar la cantidad de nutrientes que necesita el caballo, se debe prestar atención a los detalles más pequeños, incluidas las condiciones climáticas.

La hierba de calidad es el alimento más natural para los caballos. El hecho de que un campo sea verde no significa que se considerará suficiente para el caballo. La hierba seca es uno de los principales alimentos de los caballos. La presencia de suelo en la hierba provoca enfermedades respiratorias y cólicos. Por lo tanto, debe examinarse en detalle antes de administrar hierbas. La parte más importante de la dieta diaria es el agua. Si el caballo está muy sudoroso después del ejercicio, se debe proporcionar agua limpia.