¿Crees que eres capaz de administrar una finca ganadera?

Existen innumerables opciones acerca de lo que es la ganadería de hobby-granja, incluso podría conseguir una sugerencia dentro de las eae mba online opiniones de estudiar un master en administración, de dónde podrías elegir. Pero te has detenido a pensar ¿cuáles resultan las más idóneas para ti, si es que las encuentras por supuesto. En este segmento te indicaremos algunos cuestionamientos que traen a colación las posibilidades de los favoritos tradicionales de corral, pero también de un grupo selecto de animales alternativos que podrán ayudarte a elegir.

¿Sabes cuando se encuentra listo el ganado?

Mucho antes de tomar la decisión de embarcarse en cualquier empresa que tenga relación con animales, debemos asegurarnos de estar dispuestos a aceptar todas sus demandas. Y ello se debe a que no todos nos encontramos aptos para mantener el ganado. Por lo que seria de gran importancia hacernos las siguientes preguntas:

¿Te encuentras dispuesto a estar de guardia por su ganado las 24 horas del día, los 7 días de la semana durante todo un año? ¿Estás en capacidad de acampar de manera obediente dentro del establo cuando los caballos paran? ¿Podrías levantarte de tu cama a las 2 de la mañana solo para alimentar a un cordero con biberón? ¿Se escapó tu ganado y puedes recuperarlo, pero además estás en la capacidad de reparar las cercas aplanadas bajo un sol candente de medio día, perdiendo alguno de tus deportes favoritos en la tele? ¿Existe una cuidadora de ganado a disposición cuando la requieres?

Si estas preguntas no son suficiente, entonces vamos por más. ¿Serias capaz de renunciar a invitaciones a una cena, viajes de una noche, o vacaciones que tienes bien merecidas solo con el fin de cuidar de tu ganado? Si has respondido sí a todo, entonces estás consciente de que inevitablemente el ganado ata.

Por si fuera poco podemos seguir haciendo preguntas intimidantes como: ¿estas en capacidad de sobrellevar los inevitables mínimos del ganadero? ¿Cómo reaccionarías si tu prole favorita se rompe una pata, o quizás una comadreja se encargue de sacrificar una gran cantidad de tus preciadas gallinas? Es sabido que los animales se mueren, pero también se lastiman entre sí, por lo que debes evaluar si sientes que te encuentras en la capacidad de manejar todos estos factores estresantes.

Si tu objetivo es conservar al ganado con fines de lucro, entonces pregúntate si ¿eres capaz de vender estos animales? ¿Si puedes enviar a un novillo a la masacre o quizás podrías vender el potro que tanto amas? ¿Te encuentras dispuesto a hacer todo lo posible para comercializar sus productos y monitorear de manera continua todas las tendencias que ofrece el mercado con el fin de mantenerte a la vanguardia? ¿Cuentas con los medios para anunciar y comercializar tu negocio, y además mantener un sitio web de granjas, transportar tu ganado a exposiciones, demostraciones, espectáculos y ventas? Si no, entonces te recomendamos que mejor pienses en tener “mascotas”, más no en “producir”, y mejor no te conviertas en criador.